Lady Gaga le da el 50% de sus ganancias a su padre.


A los 25, Gaga es una de las artistas más vanguardista de la última década, una auto nominada Reina de los Freaks que se reinventa a sí misma constantemente, sin embargo ella sigue siendo en el fondo una linda chica católica que se siente más cómoda con su hermana de 19 años Natali, su mamá Cynthia y su papá Joe — que se lleva el 50 por ciento de sus ganancias de acuerdo con sus LLCs.

También compró un restaurante, uno de los favoritos de su papá en el Upper West Side. Anteriormente conocido como Vince & Eddie, ha sido renombrado Joanne en honor de la difunta hermana de Joe. El famoso chef Art Smith, quien aparece en el especial del día de Acción de Gracias de Gaga, está al timón. Pero es la división 50/50 entre Gaga y su padre que es lo más inusual. Sólo ha existido otra de su tipo en la historia de la industria musical — entre Elvis y el coronel Tom Parker.

Es posible que Gaga, nacida Stefani Germanotta, crea que su padre se ha ganado parte de su fortuna.

Su adoración es incondicional. En enero del 2010, ella le dijo a la revista Elle, "Estoy casada con mi papá", y en septiembre del mismo año le dijo a la revista Vanity Fair, "Estoy más feliz que nunca. He estado en los brazos de mi padre desde hace dos semanas, deseándole un feliz día de los padres".

Aunque Gaga ha dado distintas versiones de su decisión de dejar de usar cocaína en el 2007, la más consistente es donde menciona que Joe Germanotta fríamente evaluó la trayectoria descendente de su hija con una línea devastadora. Ella dijo, "Él me miro un día y me dijo, 'Te estás jodiendo, niña'".

En el 2005, cuando ella decidió abandonar la Universidad de Nueva York en su primer año, Joe accedió a financiarla por 12 meses, pagando el alquiler de su diminuto apartamento en el quinto piso en el Lower East Side y él mismo cargó sus muebles por las escaleras. Ella dijo "Es mi héroe".

Fuente: Impre